“Che” García marcó la era más exitosa de la selección


Foto: AFP

JERALD JIMÉNEZ | FOTO: EFE

Hablar de Néstor “Che” García es enmarcar una época de éxitos para la selección venezolana. Un periplo en el que las barreras y el miedo fueron vencidos para dar paso a una seguidillas de éxitos inéditos para el país.

El técnico nacido en Argentina asumió el mando del quinteto nacional en medio de una época plagada de dudas y de constantes caídas pese a las expectativas que se habían colocado en Eric Musselman, anterior técnico de La Vinotinto.

La tarea de García parecía simple, pero no lo fue: crear una generación que sustituyera a la de de los campeones en el Sudamericano en 1991 celebrado en Valencia y la gesta de “Los Héroes de Portland” (1992). Y lo logró.

Foto: Agencias

Primer objetivo en tierras patrias 

No la tuvo fácil en su primera parada, y ante el público venezolano tocaba el turno de demostrar de lo que estaba hecho. Era el torneo FIBA Américas que otorgaba un cupo al Mundial de España 2014, y a pesar de salir airosos en la primera ronda, un controversial triple de Puerto Rico en la segunda ronda de José Juan Barea marginó a Venezuela de un triunfo clave para el “final four” que ya aseguraba el cupo.

Pero ese primer trago amargo fue diluyéndose, y en 2014 ocurriría el primer hecho histórico con el Sudamericano obtenido en La Asunción, el cual representó el primer título para el país desde 1992, y el segundo en este torneo.

Foto: EFE

En la cima de América 

Luego de lo obtenido en aquel Sudamericano, el listón se hacía mucho más alto, y dos competiciones de alto nivel aguardaban: Juegos Panamericanos en Canadá y Preolímpico de México.

Las cosas no salieron bien en Toronto; una inminente eliminación en primera ronda con tres derrotas en el duro grupo A compartido con Estados Unidos, Brasil y Puerto Rico parecían desalentar el contexto para el torneo FIBA que se escenificaría dos meses después, pero las cosas fueron cambiando.

Con una nueva cita histórica entre ceja y ceja, Venezuela tuvo un rendimiento que fue de menos a más y que les hizo lograr el primer objetivo, el cual fue asegurar al menos un lugar en el repechaje internacional, pero el recordado triunfo ante Canadá 79-78 en la semifinal cambió todo el panorama y representó el segundo cupo en los Juegos Olímpicos en la historia de Venezuela.

Las cosas para el “Che” no terminaron ahí, y esa inspiración transmitida durante todo el campeonato también se vio reflejada en la gran final contra Argentina, para también lograr colocarse en lo más alto del podio. De ahí nacieron “Los Conquistadores de México”.

Foto: EFE

Foto: EFE

Aprendizaje olímpico

Como recompensa a lo hecho en tierras aztecas, participar en los Juegos Olímpicos sirvió como un buen fogueo al estar entre las 12 mejores selecciones del mundo, y aunque solo consiguieron una sola victoria -ante China-, quintetos como el de Estados Unidos, Australia y Serbia sirvieron de gran exigencia para el grupo.

Foto: Edixon Gamez

Último salto a la grandeza

En la síntesis curricular de García, la última parada exitosa fue en la capital venezolana con el Sudamericano 2016 que sirvió para “limar asperezas” con el público caraqueño por el mal trago en el Premundial de tres años atrás.

La Vinotinto puso el sello de campeón frente a Brasil, a quienes derrotaron en la final por 64-58, en actuación estelar de Gregory Vargas.

Brillo a nivel de clubes

No solo el “efecto García” cuajó a nivel de selecciones, sino con clubes también. Más allá de los campeonatos locales conseguidos con Trotamundos en 2006 y Marinos en 2011, el salto de más pudo darlo con Guaros de Lara en la Liga de las Américas en 2016.

En una reñida fase semifinal batieron al combinado brasileño de Mogi Das Cruzes 83-71, y posteriormente batieron a Bauru, de la misma nación amazónica 84-79. Un nuevo título abrazaba el país de la mano del estratega sureño.

Foto: FIBA Americas

Un venezolano más 

Así Néstor García numerosas veces se hizo sentir tras los éxitos cosechados con la selección criolla, con la que ha admitido tener mucho cariño, y esto fue retribuido por parte la afición que supo adoptarlo como suyo, y no es para menos, ya que supo darle una personalidad a un grupo que tenía años buscándola.

Ahora la tarea será ardua y complicada en el intento por buscar un sustituto que pueda llenar las expectativas, pues el listón es bastante alto y los objetivos se centran en mantener el buen momento para el próximo reto: el Premundial que dará un boleto a China 2019.

Miércoles 30 – 08 – 2017

(Visited 150 times, 1 visits today)
Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments