Sin bateo no hay paraíso



Raúl Zambrano Cabello – @RaulZambrano7 | FOTO: EFE

Las cosas se intercambiaron en San Diego, el inefectivo pitcheo mostrado durante la primera ronda en Jalisco hacía dudar sobre la posibilidad de Venezuela meterse en semifinales, eso contando con que la ofensiva se iba mantener productiva. Pero irónicamente las cosas cambiaron.

Al pisar tierras estadounidenses la brújula de la selección nacional dio una vuelta de 180 grados. En el Petco Park, el pitcheo nacional se ha comportado a la altura, más teniendo en cuenta que se enfrentaron a rivales como Estados Unidos y República Dominicana, pero el bateo desapareció por completo.

Félix Hernández laboró 5.0 episodios en blanco y Jhoulys Chacín hizo el trabajo frente a la férrea toletería dominicana en 4.1 entradas de una carrera. Y el bullpen ha permitido seis carreras.

La escasez de bateo a sido tal que Miguel Cabrera y Víctor Martínez no pudieron conectar de hits en 14 turnos, y por si fuera poco recibieron ocho ponches. Altuve, quien viene de ser campeón bate en la Liga Americana en 2016, conectó dos hits en ocho turnos en su travesía de San Diego.

Miguel Cabrera no ha podido dar hits en la segunda fase – Agencias

En números, los bates criollos sólo han podido fabricar dos rayitas en 19 oportunidades al bate. Una remolcada por elevado de sacrificio de Ender Inciarte y el jonrón solitario de Odor. Un .213 de promedio colectivo es lo que cosecha el combinado patrio en la segunda vuelta.

Otro del que se esperaba mucho más es Carlos González, el zuliano tiene dos hits en la segunda ronda, una anotada y dos ponches. Se ha visto impaciente en el plato y poco selectivo. Ni hablar de Odubel Herrera quien fue sentado ante EEUU, pero recibió la confianza de Vizquel para encarar a Dominicana y tampoco pudo, en su lugar entró Yangervis Solarte y despachó par de sencillos en sus dos turnos.

Frente a las bajas de Salvador Pérez y Martín Prado Omar Vizquel ha hecho lo imposible por mover la alineación y no encontró la manera de ponerla a producir. Tan sólo 13 hits en la segunda ronda y lo que es aún peor; dos extrabases. El factor motivación de Rougned Odor también fue un momento de divinidad, pero lo cierto es que apartando el jonrón ante Estados Unidos, no se volvió a embasar ni tomando un boleto.

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments

,