Detroit comienza a perder la paciencia con Aníbal



ANDRIW SÁNCHEZ RUIZ | EL NACIONAL | FOTO: AFP

Nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que ocurre con Aníbal Sánchez. Los Tigres de Detroit y el mismo lanzador le han buscado una solución al bajón de rendimiento que comenzó en 2015 y todavía parece que no ha tocado fondo. No se suponía que el venezolano viviera un slump tan intenso.

De hecho, después de ganar el título de efectividad de la Liga Americana (2.57), en 2013, la gerencia bengalí confió tanto en Sánchez que le aseguró 69 millones de dólares por los próximos cuatro años. El serpentinero hizo ajustes en su mecánica, cuidó más el físico, coachs le dieron seguimiento más minucioso y los resultados continuaron adversos. Ni siquiera él mismo conoce la razón.

“No lo sé”, le dijo al periodista Chris McCosky, de The Detroit News, “Me siento bien”. Pero los números sí develan su problema. En 17.2 innings este año ha permitido 19 carreras limpias para una efectividad de 9.68. Además le han conectado ocho cuadrangulares, dos seguidos en su último trabajo, el jueves, contra los Cascabeles de Arizona. Su promedio de jonrones aceptados por cada nueve innings es de 4.1.

La prensa de la Ciudad Motor comienza a especular sobre la disposición de los Tigres de dejar libre al derecho, aunque para las finanzas del equipo eso representaría tomar 21 millones de dólares, arrugarlos y tirarlos a la papelera, pues es la cantidad que todavía tiene garantizada Sánchez.

Cuando los reporteros que siguen a los rayados le preguntaron al manager Brad Ausmus si había conversado con el gerente general Al Ávila el caso de Sánchez, su respuesta no dejó ver mucho: “Hablamos de nuestros peloteros todo el tiempo”. No obstante, el estratega admitió que son pocos los cambios que ha detectado en el escopetero. “El curso ha sido el mismo”, comentó Ausmus. “Nada ha cambiado realmente”.

Una pizca de fe

No todo está en contra de Aníbal. De acuerdo con diversos reportes, se ha mantenido en trabajo desde el Spring Training, incluso Ausmus fue su receptor en varias sesiones de bullpen para intentar hallar una pista que pueda resolver el cangrejo.

También hay destellos que recuerdan al Sánchez que dominó al nuevo circuito en 2013. “No sé si será el tipo que volverá a lanzar  95 millas”, señaló Ausmus. “Lo curioso es que vemos flashes de eso. En su salida del miércoles llegó a marcar su recta en 92 y 93 constantemente. No sé si veremos todo el tiempo este tipo de velocidad, pero hay pistas de eso por allí. Debemos encontrar una manera de aprovechar eso”.

Aníbal perdió su puesto en la rotación el año pasado, pero si no mejora en las próximas semanas corre el riesgo de que su futuro se oscurezca.

(Visited 94 times, 1 visits today)
Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments