Antonio Senzatela: a punta de corazón



ANDRIW SÁNCHEZ RUIZ – EL NACIONAL | FOTO: AFP

Los problemas eran más que evidentes en el rostro de Antonio Senzatela. Había permitido que los Dodgers de Los Ángeles le hicieran dos carreras en el primer inning gracias a un cuadrangular de Corey Seager; una rayita más en el segundo, con jonrón de Yasiel Puig; y finalmente, otra en el tercero. Fue el castigo con más saña que recibió en sus primeras ocho aperturas en Grandes Ligas.

Tras aguantar batazos contundentes, luchar con su control y ver como su recta de más de 95 millas por hora y su slider no le eran efectivos por primera vez en el Coors Field de Denver, el novato de los Rockies de Colorado tomó un poco de aire. Quitó la gorra de su cabeza y secó el sudor. Veía como el manager Bud Black se acercaba con lentitud al montículo, a pesar de que solo le quedaba un out para completar el quinto inning y tener esperanzas de ganar el juego.

¡Qué decepción no completar los cinco innings el Día de la Madre y con la pizarra a favor 5 por 4! Una buena salida era todo lo que quería. Como le había dicho días atrás a la agencia AP, era muy especial abrir ese careo y dedicárselo a su madre, Nidya Yusbelis Rondón, quien lo apoyó desde pequeño en el beisbol, pero nunca pudo verlo debutar en las mayores. La señora falleció el 24 de julio del año pasado, luego de luchar con un cáncer de mama.

“Cuando salgo a lanzar, sé que ella me está mirando. La siento”, le comentó Senzatela a AP, antes de recordar las palabras que Nidya le decía al llamarlo en sus primeros años en ligas menores. “Ella siempre me alentaba con: ‘Vamos, puedes hacerlo. Eres bueno, lo harás bien. Te amo’”.

Los labios de Black se movían rápidamente y Senzatela solo asentía, rodeado por sus compañeros. El piloto le dio una palmada en la espalda y se alejó. Todos entendían lo importante que era ese último out. El novel de 22 años agotó sus últimos seis pitcheos, pero lo logró. Hizo que Chris Taylor conectara un manso elevado al jardín derecho, dominios del criollo Carlos González.

No era su mejor día pero lo había conseguido. Más que con pitcheos, sobrevivió a punta de corazón. Black lo abrazó en la entrada del dugout.

Los Rockies hicieron un par de carreras en la parte baja del quinto y, después de pasar un susto en el octavo tramo, por los problemas del relevista Adam Ottavino, pisaron el plato dos veces más en ese mismo episodio. El cerrador Greg Holland no tuvo problemas para retirar el noveno y apuntarse el salvado 16.

Pero, si bien los rocosos triunfaron 9 por 6, el verdadero ganador –y bien lo dice la pizarra- resultó Senzatela, quien ahora acumula seis victorias y una derrota, es el venezolano más laureado de la incipiente campaña. Sin ningún tipo de problemas puede decir que su madre, desde el lugar que lo vio, recibió el mejor regalo que él le pudo hacer.

Mira aquí el resumen

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments