Eugenio Suárez se graduó de jonronero en el 2017



Raúl Zambrano Cabello – @RaulZambrano7 | FOTO: Agencias

“Encendido” es una frase que se hizo muy común para adjetivar de algún modo a los peloteros que se destacan en la posición que juegan o en la acción que realizan, ya sea batear o lanzar. “Caliente” o en ingles “on fire”; bueno de la forma en la que prefieras pero todas ellas le caen perfectamente al tercera base Eugenio Suárez.

Suárez inició su carrera como campocorto, era un jugador con habilidad para defender la posición 6 y para hacer buenos contactos. En Detroit no supieron sacar lo mejor de su juego, pero en Cincinnati vaya que lo han moldeado a tal punto de convertirse en un bateador de fuerza.

Fue mudado a la antesala y allí destapó una cualidad que ni siquiera él sabía que tenía: batear cuadrangulares. En este 2017 demuestra que su temporada anterior no fue producto de la casualidad, durante el 2016 se fue 21 veces para la calle y los expertos se asombraron al analizar su campaña ofensiva.

Hace dos noche mandó un par de veces la pelota para las gradas, y en la noche de este miércoles repitió la dosis frente a los Cachorros. Ya suma 24 batazos de cuatro esquinas y todavía falta una buena cantidad de encuentros para soñar con la treintena. Sólo en agosto suma ocho –su mejor cosecha este año-  y aún falta una semana para concluir el mes.

De esos ocho jonrones en el mes ocho, cuatro los ha conectado en los últimos cinco desafíos. En la temporada ya suma 70 carreras remolcadas y 22 dobles, su average de .269 es el indicativo que ya no es tan bateador de contacto sino de más conexiones largas.

Lo más seguro es que Suárez no vea acción este año con los Leones

Conecta en zona buena y es victima de los ponches

Le gustan las rectas, de los 24 jonrones son 9 los que despachó conectando en todo el medio del plato, 4 en la zona de adentro y 3 en la zona de afuera. Tan sólo dos los conectó siendo lanzamiento malos.

Sabiendo esto, los lanzadores lo han trabajado con muchos lanzamientos quebrados y en su mayoría terminan en la zona baja y afuera de su posición en el cajón de bateo. Y claro, sus 115 ponches indican que fue engañado en muchas oportunidades cuando quizá esperaba un pitcheo rápido.

(Visited 18 times, 1 visits today)
Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments

,