Los cinco latinos olvidados por el Salón de la Fama



JOSÉ RAMÓN GARCÍA / OVACIÓN DEPORTES

Pedro Martínez se convirtió hoy en el octavo latinoamericano en ser elegido por la Asociación de Cronistas del Béisbol para ser exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown.

Se unió a Roberto Clemente (1973), Juan Marichal (1983), Luis Aparicio (1984), Rod Carew (1991), Tony Pérez (2000) y Roberto Alomar (2011), pero a lo largo de la historia, los votantes han “olvidado” u omitido las hazañas de varios peloteros de la región, que para muchos merecen ser parte del “templo de los inmortales”.

1. David Concepción

David Concepción

El aragueño no fue electo en 15 años en la planilla de la BBWA ni en dos que estuvo nominado por el Comité de Veteranos.

Concepción fue campocorto de los Rojos de Cincinnati. Era el capitán del equipo, cuando ganaron dos anillos de Serie Mundial. Por su excelsa defensiva lo premiaron cinco veces con el Guante de Oro.

Al momento de su retiro, era considerado uno de los mejores campocortos ofensivos de la historia. Conectó 2.326 imparables e impulsó 950 carreras.

Fue elegido en nueve ocasiones al Juego de Estrellas. En la edición de 1982 lo premiaron con el Jugador Más Valioso.

2. Dennis Martínez

Dennis Martínez

El lanzador nicaraguense es el latinoamericano con más victorias (245) y fue el primero de la región en lograr un juego perfecto.

Tuvo siete campañas con más de 15 triunfos. Lideró la Liga Nacional en juegos completos con 18 en 1979 y en blanqueos con 5 en 1991, en esa campaña fue primero en efectividad con 2.39.

3. Luis Tiant

Luis Tiant

El dueño de la marca de triunfos antes de Martínez fue Luis Tiant. El cubano sumó 229 victorias con seis equipos distintos.

Vivió sus mejores días con los Medias Rojas de Boston. Tuvo cinco campañas con más de 15 victorias y en dos sobrepasó las dos decenas de éxitos. Fue líder en efectividad en par de ocasiones.

En 1975 perdió la única Serie Mundial que disputó. Se retiró con 2.416 abanicados, una cifra que sólo han superado 38 lanzadores.

4. Fernando Valenzuela

Fernando Valenzuela

“El Toro” está en la lista, más que por sus estadísticas, fue por el impacto que causó en el béisbol a comienzos de la década de los 80.

En Los Ángeles desató la “Fernando Manía”. En su segunda campaña se llevó el Novato del Año, el Cy Young de la Liga Nacional y el anillo de Serie Mundial, al derrotar con los Dodgers a los Yankees de Nueva York.

Tuvo cuatro temporadas con más de 15 victorias y fijo un tope personal con las 21 que logró en 1986, que fueron la mayor cantidad de la liga.

Ponchó a 2.074 rivales y sus aperturas siempre eran largas: lanzó 96 juegos completos en sus primeros 234 comienzos.

5. Tony Oliva

Tony Oliva

El cubano Tony Oliva ganó el título de bateo en sus dos primeras temporadas como grandeliga a tiempo completo. Bateó .323 y .321 con los Mellizos de Minnesota. Sumó otro cetro de bateo en 1971 con .337.

Después de 15 campañas, Oliva se retiró con average de .304. Ocho veces pegó más de 150 imparables y lideró la Liga Americana en ese departamento en cinco ocasiones, incluida la de 1964 con 217 incogibles.

En 1964 y 1965 fue segundo en la votación para el Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Se retiró en 1976 con 1.917 hits y 947 remolcadas, que eran números sobresalientes para esa época, más aún considerando que actuó en menos de 30 compromisos sumando tres de sus temporadas (1962, 1963 y 1972).

 

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments



Show Buttons
Hide Buttons