Madison Bumgarner silenció el Citi Field



VÍCTOR ALVARADO / FOTO: AP

El lanzador de los Gigantes de San Francisco Madison Bumgarner se encargó de silenciar por completo al Citi Field luego de subir al montículo y lanzar nueve entradas completas en blanco en la victorias sobre los Mets de Nueva York para quedarse con el comodín del viejo circuito.

Bumgarner hizo valer -una vez más- su curriculum de postemporada al permitir solo cuatro imparables con dos boletos y ponchó a seis en nueve innings de labor. Este lanzador se creció cuando su equipo más lo necesitaba, en un juego decisivo y con muy pocos batazos.

Por su parte el joven Noah Syndergaard también hizo lo suyo en la lomita de casa, ya que, fue hasta después del segundo out del sexto capítulo cuando recibió el primer sencillo del bate de Denard Span. Luego del imparable, Brandon Belt le conectó un elevado profundo el cual Curtis Granderson tuvo que hacer un esfuerzo increíble para poder llegarle en el center field, atraparla y darse un golpe contra la pared para terminar el inning.

El trabajo de Syndergaard fue de siete entradas completas en las que permitió dos imparables, tres base por bolas y recetó a diez.

En la alta del octavo vino a lanzar el relevista Addison Reed, rápidamente recibió un sencillo de Conor Gillaspie quien llegó a segunda tras un toque de sacrificio de Bumgarner. Luego de dos outs Belt le negoció boleto y ambos corredores avanzaron tras un passed ball cometido por el receptor Rene Rivera. Buster Posey recibió base por bolas intencional para llenar las bases y enfrentar a Hunter Pence quien fue ponchado con una recta por todo el medio del plato que lo retó y lo pasó para sacar el cero y terminar con la angustia en el Citi Field.

En la baja de la misma entrada, Asdrubal Cabrera -quien le batea muy bien al zurdo- se encontró con situación de dos outs pero con hombre en segunda, el criollo sonó una línea por el medio del campo que el mismo pitcher tomó de aire y celebró con entusiasmo ante un Cabrera que no lo podía creer.

El manager Terry Collins quizo evitarse problemas y de una vez trajo a su mejor ficha para el noveno inning, el cerrador Jeurys Familia, sin importar su efectividad de más de 4.30 cuando viene a trabajar en situación de no salvamento. Brandon Crawford lo recibió con doblete entre el prado izquierdo y central, seguidamente Ángel Pagán intentó realizar un toque de bola -en dos oportunidades- para embasarse y tratar de acercar al corredor a 90 pies del plato, sin embargo, falló.

El segunda base Joe Panik aprovechó el descontrol de Familia para negociarle boleto y dejar a Gillaspie en situación de dos en base y un solo out en la pizarra. Un lanzamiento que se quedó alto por parte del cerrador de los Mets fue mandado a las gradas en cuenta de una bola y un strike para colocar las tres rayitas en el marcador mientras los peloteros en el dogout de casa observaban como esa pelota se iba y como se preparaba para salir otra vez Madison Bumgarner.

La pesadilla de la ofensiva de Nueva York hizo aparición una vez más en el montículo para retirar por la vía del uno, dos y tres la baja del noveno, acreditarse la victoria y clasificar sus Gigantes a la Serie Divisional de la Liga Nacional contra nada más y nada menos que los Cachorros de Chicago, el equipo con el mejor récord en toda la MLB. El viernes iniciará dicha serie donde avanzará el mejor de cinco, Johnny Cueto está pautado por San Francisco, mientras que, Jon Lester representará al ilusionado Wrigley Field.

 

 

 

(Visited 7 times, 1 visits today)
Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments