Claves del primer triunfo de Tigres en la Serie del Caribe
1 Febrero, 2016
Nicolás Larcamón: “Fuimos contundentes en una cancha difícil”
1 Febrero, 2016

Mánager de los Dodgers se rinde a Yasiel Puig

EFE / FOTO: ARCHIVO

La figura del jardinero cubano Yasiel Puig vuelve a ser el gran centro de atención dentro de la franquicia de los Dodgers de Los Ángeles, donde estrenan nuevo piloto, Dave Roberts, un convencido de la gran clase que posee en pelotero antillano.

El primer encuentro frente a frente entre Puig y Roberts finalmente se dio, este fin de semana, y en el que el manejador de los Dodgers fue muy claro con lo que realmente desea de su aportación.

“Me senté con él y tuvimos una buena charla. Fue algo refrescante para mí haberme encontrado con él cara a cara, hablar acerca de nuestra visión, y es más de, ‘Vamos a empezar de cero otra vez’ y todo es nuevo”, subrayó Roberts. “Tenemos el mismo núcleo de peloteros, pero un cuerpo de instructores completamente nuevo, y queremos que él sea el mismo y tenga un comienzo fresco”.

A través de ejecutivos, jugadores y los propios medios, Roberts ha escuchado todo acerca del pasado de Puig, y el nuevo piloto sabe que el club está asumiendo un trato mucho más estricto hacia su talentoso jardinero luego de que éste tuvo una temporada para el olvido en 2015.

El objetivo es conseguir que Puig retome el nivel que mostró durante sus primeras dos temporadas, incluido el bajar un poco de peso, y vuelva a ser un bateador temible de cinco herramientas antes de que las lesiones mermaran su desempeño en partes del 2014 y 2015.

La directiva del equipo angelino asegura que Puig ha venido entrenando laboriosamente, aunque su físico se asemeja más al de un defensivo de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

“Cuando algunos muchachos le restan al juego, adquieren una nueva perspectiva sobre las cosas. Creo que existe un nuevo compromiso real por parte de Puig”, dijo el gerente general Farhan Zaidi. “Sabe de todo lo que es capaz de hacer, pero tiene que aportarlo en el campo”.

Los Dodgers también desean que Puig se integre por completo a la dinámica del equipo, sin que haya compañeros que no se sientan cómodo con su comportamiento y actitud.

Ese deseo se incrementa especialmente después de durante el descanso invernal surgieron algunas declaraciones de profesionales de la organización de los Dodgers en las que se dijo que el lanzador estelar, el zurdo Clayton Kershaw había pedido a los directivos del equipo que traspasarán a Puig.

La información fue aportada por Andy Van Slyke, exjugador y actualmente entrenador, padre del jardinero Scott Van Slyke, que milita en los Dodgers.

Aunque Scott Van Slyke catalogó el incidente como algo superado, dado que había clarificado todo con sus compañeros, al final la directiva de los Dodgers no quiere que cuando de comienzo la nueva temporada haya ningún tipo de diferencias dentro de la plantilla.

Por su parte, Kershaw dijo que Scott Van Slyke era uno de sus mejores amigos y que nada iba a cambiar porque sabía perfectamente como era.

Mientras que Puig dijo que dialogó con Kershaw durante el viaje de ambos a Cuba este invierno y que hablarían en los entrenamientos primaverales para asegurarse de que los muchachos jueguen toda la temporada unidos como equipo.

Roberts, que hace su debut como piloto en las Grandes Ligas, es consciente que el equipo necesita de esa unión si quiere alcanzar los objetivos deportivos que se ha propuesto.

“Dentro del equipo hay una gran calidad en todas las posiciones, pero necesitamos estar más unidos que nunca, ser una piña como equipo y sacar el máximo de rendimiento cuando estemos compitiendo en el campo”, subrayó Roberts. “De ahí que Puig tiene que rendir al máximo como el resto de los jugadores”.

Comentarios

comentarios