Regreso al diamante



RICARDO SHEPARD – EL NACIONAL

La pausa del Juego de las Estrellas no solo representó la reunión de grandes figuras en un mismo diamante. Para muchos jugadores es la oportunidad perfecta de corregir errores de cara a la segunda mitad de la temporada, momento en la que se definen los equipos que accederán a la postemporada.

Hoy se reanudan las acciones en el mejor beisbol de mundo y las miradas estarán puestas sobre la delegación criolla que juega un rol fundamental en sus organizaciones.

A mantener el ritmo

En la primera mitad hubo tres jugadores de nuestras fronteras que sobresalieron del resto. Un ejemplo caro de ello, fue la actuación del camarero José Altuve uno de los responsable del extraordinario momento que viven los Astros de Houston, que poseen el mejor récord de la Liga Americana (60-29).

El “pequeño gigante” será una de las principales atracciones en el inicio de la segunda mitad, ya que está a un juego de igualar el récord de más partidos con tres imparables que ostenta el ex antealista de los Reales de Kansas City, George Brett, miembro del Salón de la Fama.

El camarero del conjunto sideral, que comanda el joven circuito en promedio con (.347) e imparables con (116), intentará mantener el ritmo arrollador que lo llevó a su cuarto Juego de Estrellas de manera consecutiva.

Otro venezolano que produjo mucho para su equipo fue el receptor de los Reales de Kansas City, Salvador Pérez. El carabobeño, que es considerado  uno de los mejores detrás del plato, se está estableciendo en este 2017 entre los mejores con el madero.

El careta, que tiene en su haber cuatro Guantes de Oro, el líder entre los receptores de la Americana en average (.290), carreras impulsadas (57), hits (86) y cuadrangulares (18), renglón es el que además es líder entre los venezolanos.

Pero los bateadores no son la única arma de los venezolanos en MLB. Carlos Carrasco se presenta como una de las flechas más letales en el morrito por los Indios de Cleveland para esta segunda mitad, ya que es líder en victorias (10) y entradas lanzadas (104.2).

El barquisimetano, que ha sido el lanzador venezolano más consistente de los últimos años, es tercero en victorias de la Americana por detrás de lanzador de Chris Sale (11) y Jason Vargas (12).

Por la revancha

Mientras unos lucharan por mantener su ritmo avasallador, otros intentarán reivindicarse. El primero es Miguel Cabrera, un lugar en el que es complicado ver al maracayero. Sin embargo, las molestias musculares con las que batalló durante la primera mitad no permitieron que el inicialista demostrara las cualidades ofensivas como acostumbra.

Los más interesados en el despertar del criollo es el conjunto de los Tigres de Detroit, que no logra levantar cabeza y se encuentran cuartos de la División Centrala seis juegos y medio de la punta. Una muestra de su mal inicio fue que por primera vez en los últimos siete años, el maracayero no participó en el All Star Game.

Pese a esto, Cabrera suele responder en los momentos importantes para los bengalíes en la segunda mitad de la temporada en donde tiene promedio vitalicio de (.322).

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments