El Quidditch, un deporte real

La falta de escobas voladoras no es un impedimento para practicar el juego que hizo célebre Harry Potter, que tiene hasta una Liga en Reino Unido