Lo malo que dejó el comienzo de la Confederaciones



OVACIÓN DEPORTE / FOTO: FIFA

La Copa Confederaciones es un torneo cuya intencionadamente, más allá de la victoria deportiva, se basa en ser una antesala a lo que será el próximo Mundial.

En este caso, Rusia busca impulsar su fútbol a través de una buena presentación de su país, tanto en lo netamente futbolistico, como en la organización de la cita mundial. Pero, algunas cosas no han comenzado muy bien.

A pesar de los esfuerzo de la logística realizados por el país de Europa del Este, la ceremonia y jornada inaugural de la copa no contaron con una buena afluencia de público, lo que permitió ver el Estadio Krestovski, de San Petersburgo.

Este factor en primera instancia es de preocupar y revisar durante el trascurso de la competición de cara a realizar una mejor campaña de mercadeo dentro del país para afrontar la máxima competencia de fútbol el año siguiente y generar la mayor cantidad de visitantes posibles.

El principal punto de preocupación recae en que la selección de Rusia fue el equipo que disputó ese partido inaugural.

Por otro lado, quedó demostrado un muy bajo nivel de juego entre la selección de Nueva Zelanda y el combinado ruso.

A pesar de que los locales dominaron durante los 90 minutos, tuvieron muchos problemas al momento de definir contra un equipo oceánico que poco supo qué hacer con el balón en el pie.

No obstante, como país, Rusia no ha dejado las mejores impresiones para algunos visitante que se ha encontrado con circunstancias compleja, y un idioma complicado, al momento de vivir la experiencia de venir a la competición.

Tal es el caso de un periodista chileno que vivió como un taxista lo estafó cobrándole unos 1000 dólares por un traslado desde el aeropuerto hasta el hotel donde se hospedaría.

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments