Brasil cumplió en casa y alzó la Copa ante su gente
7 julio, 2019
Caracas e Independiente igualaron en el Olímpico
10 julio, 2019

Los delanteros ganan partidos, el “Ordem e progresso” ganan campeonato

@andresdurango_1

La selección campeona de la Copa América dejo a un lado el “jogo bonito” para darle pie al “Ordem e progresso” como base de su idea futbolística

Eduardo Vidal

 “El amor por principio, el orden por base, el progreso por fin” está frase se le acredita al filósofo francés y padre del positivismo como corriente de pensamiento Agusto Comte, de ahí es que se extrae el lema “Ordem e progresso” que aparece en la bandera de Brasil. Lema que trascendería a un contexto más social como lo es el deporte, siendo la base del proyecto de esta selección campeona de la Copa América 2019.

Brasil siempre se ha caracterizado por practicar una idea futbolística donde el espectáculo prevalece por encima del orden. Jugadores como Rivaldo, Ronaldo, Kaká, Ronaldinho, Robinho, Roberto Carlos y muchos más fueron encargados de proyectar a nivel mundial la forma en como su país vivía y sentía el fútbol, internacionalizaron el jogo bonito.

Brasil sigue siendo el país que más mundiales ha ganado con cinco y la tercera selección que más ha conseguido copas américas con nueve. Pero antes de este título obtenido por la canarinha habían pasado seis años de esa Copa Confederaciones ganada en Brasil en el 2013 y doce de la Copa américa 2007.

En junio del 2016 la Confederación Brasileña de Fútbol anunciaba a Tite como el nuevo entrenador de la selección, tomando el cargo de Dunga. Cuando asume Tite, Brasil se encontraba sexto en la clasificación al Mundial y con 12 fechas por disputar, este fue el inicio de un proyecto futbolístico diferente al que estábamos acostumbrados.

En estos seis años hasta el día de hoy pasaron 5 competiciones (2 Mundiales, 2 Copas Américas y una Copa Confederaciones) y un episodio catalogado como la catástrofe futbolística más grande en la historia de Brasil, ese 7-1 en cuartos de final del Mundial 2014. Pero esta sequía que tuvo Brasil tiene un Por qué.

En todo este tiempo el fútbol ha evolucionado mucho, tanto a nivel de clubes como a nivel de selecciones, la tecnología se ha convertido en un aliado para el desarrollo de diversas metodologías que han permitido un emparejamiento entre las potencias y lo más “débiles”. Para muchos esa esencia que tenían los jugadores de antes se ha ido solapando por la aparición del orden ejecutado por atletas.

En toda esta evolución futbolística Brasil se había quedado atrás, el espacio para el “jogo bonito” en el fútbol era cada vez más reducido, con el tiempo ese fútbol vistoso y tan espectacular practicado por Brasil se fue quedando obsoleto ante el orden de los demás seleccionados.

Desde que Tite asumió el cargo de la selección ha dirigido 42 partidos en dos competiciones (Mundial 2018 y Copa América 2019) y una eliminatoria mundialista, en estos partidos tan solo ha recibido 14 goles, en la Copa américa fue la mejor defensa, recibió un gol en toda la competición.

Esta estadística marca lo que ha conseguido este técnico en el tiempo de trabajo, le ha dado orden defensivo a una selección que históricamente se ha caracterizado por ser muy fuerte ofensivamente.

Esta faceta de Brasil refuerza el dicho “Los delanteros ganan partidos y las defensas ganan campeonatos” la efectividad defensiva es una característica que en el fútbol actual tiene mucha importancia. Tite revolucionó a Brasil dándole orden para que posteriormente se vea un profeso.

Lunes 08 – 07 – 2019

Comentarios

comentarios