Venezuela consiguió un empate de oro ante Brasil
18 junio, 2019
Los memes no perdonaron a Venezuela tras empatar con Brasil
19 junio, 2019

Orden y progreso, la clave Vinotinto ante Brasil

EFE

El último encuentro de la fase de grupos será el sábado a las 3:00 pm (hora venezolana) contra Bolivia en el estadio Mineirao

EDUARDO VIDAL | @eduardoavidall |

“Orden y progreso” este lema está inspirado en el positivismo de Augusto Comte y es el que tiene Brasil en su bandera. Estas dos palabras describen lo que fue Venezuela en el partido de ante Brasil. 20 mil personas colmaron la Arena de Fonte Nova.

La idea de Brasil estaba muy clara, posicionar todo el equipo en campo Vinotinto y a partir de los desmarques de ruptura de sus extremos y la buena visión de sus interiores, fragmentar el mediocampo venezolano y ahí llegar a zona de finalización.

Dudamel salió con su 4-3-3 clásico, sabiendo que en esta ocasión la prioridad sería mantener el orden defensivo, los movimientos de coordinación entre el medio campo y la defensa serían el pilar para dar una actuación regular.

El trabajo de coordinación fue muy destacado, los relevos cuando un defensa salía de su zona a marcar o cuando un volante iba a presionar, permitieron mantener el orden de la zona medular de la Vinotinto. La solidez de Yordan Osorio quien fue el káiser del equipo, tanto dándole solidez defensiva como conduciendo el balón en salida.

El desgaste de Venezuela fue notable, no se corrió de forma desordenada, se corrió con orden. Los movimientos entre el trivote del mediocampo con los centrales permitieron anular los descensos de Roberto Firmino. Roberto Rosales se vio exigido a jugar a perfil cambiado, pero pudo resolver bien los manos a mano que tuvo.

 Brasil con Philippe Coutinho, Artur Melo, Richarlison y Roberto Firmino, se adueñó completamente del balón, la estadística marca un 68% de posesión en favor de la escuadra brasileña, 19 disparos y solo 1 al arco, este último número marca el mal uso del balón de la Scratch de Ouro.

Cuando Brasil atacaba con 10 jugadores en campo propio la Vinotinto se replegaba, juntando sus líneas con un bloque compacto en ¾ de cancha propia, la idea fue anularle el carril central a los dirigidos por Tite y llevarlos a los costados utilizando la raya de cal como un defensor más.

La decadencia de Venezuela fue en la faceta ofensiva. De los 11 vinotintos en cancha, solo había un jugador con perfil izquierdo y era el central Mikel Villanueva, esto nos jugó en contra muchas veces cuando Darwin Machís y Roberto Rosales llegaban a línea de fondo tenían que enganchar y se terminaban superponiendo.

Los circuitos de pases interiores nunca se activaron, la desesperación en la conducción llevaba a tomar malas decisiones. Osorio era el único que se animaba a conducir y a filtrar pases para romper la línea de presión rival. Tan solo 6 remates al arco tuvo Venezuela.

Salomón Rondón tuvo un desgaste enorme, luchando siempre contra tres jugadores. No se pudo desplegar el juego directo y nos terminó pasando factura el hecho de querer defender el empate. Si bien Brasil está entre las 5 selecciones del mundo, está fue una ocasión que desaprovechamos para faltarle el respeto en el buen sentido de la palabra a una potencia del fútbol.

Si bien podemos tomar el empate como un punto muy valioso, Venezuela sigue dejando sensaciones de una falta de idea ofensiva. Aún queda un partido ante la selección más “débil del grupo, donde se le debe exigir un dominio del encuentro a Venezuela.

Martes 18 – 06 – 2019

Comentarios

comentarios