Nutrición y ejercicio pueden aumentar tu autoestima



OVACIÓN DEPORTES

En una sociedad gobernada por las prisas, las dietas a base de comida rápida reinan en las cocinas. A pesar de lo que muchos puedan pensar, éstas no solo repercuten en un aumento de peso, sino que también afectan a nuestra productividad y a la realización de las actividades diarias.

Además, si a esto le sumamos un trabajo que no precise de ejercicio diario, nos encontraremos con un cuerpo resentido y un ánimo apático que nos quitará las ganas de realizar cualquier actividad.

Sin embargo, si nos esforzamos en tomar una dieta rica en nutrientes y en realizar algunos ejercicios, lograremos múltiples beneficios, como aumentar nuestra autoestima o energía. La dieta ideal para cada uno depende de sus necesidades, por lo que es importante informarse sobre los tipos de minerales, nutrientes y vitaminas que tiene cada ingrediente.

Getty Images

Un futbolista, por ejemplo, necesitaría un menú con pocas grasas y altos niveles de carbohidratos, compuesto por ejemplo de arroz y pasta como base. De esta forma, el deportista podría rendir al máximo en el terreno de juego.

Recuerda que no hace falta ser un deportista para tomar una dieta de ese tipo. Los días que pretendamos realizar ejercicio, podremos ingerirla obteniendo las mismas ventajas que un profesional. Realizar deporte unas cuantas veces a la semana no solo nos ayudará a mantener un buen estado físico y una figura que nos agrade, sino que además nos subirá el ánimo y tendremos más probabilidades de realizar actividades con éxito.

El cuidado especial de algunas partes de nuestro cuerpo también nos puede ayudar a sentirnos mejor. El hígado, una de las más importantes, es buena elección, ya que lleva a cabo alrededor de 500 tareas en nuestro cuerpo. Diseñado para expulsar sustancias tóxicas como células cancerígenas, en ocasiones tiene trabajo extra debido a nuestras malas costumbres (por ejemplo, excedernos con el alcohol).

Getty Images

Un consejo saludable es comer únicamente cuando tengamos hambre real. Los alimentos procesados suelen crearnos una falsa hambre, haciendo que queramos comer más de la cuenta. Por ello, es mejor evitarlos y no picar entre horas.  El estrés también nos impulsa a ingerir alimentos poco sanos, por lo que es recomendable realizar prácticas como la meditación o el yoga, que contribuyen a disminuirlo.

La preparación física y la dieta son importantes en todos los campos. Los profesionales del póker, por ejemplo, también cuidan la preparación física y la dieta. Aunque su profesión no requiera de un alto ejercicio físico, deben entrenar físicamente para aguantar las largas partidas sin perder la confianza. Antes de una gran competición, los jugadores son supervisados por un entrenador físico que les da pautas y consejos.

Getty Images

Algunos de los efectos naturales que sentirás si sigues los anteriores pasos son: mejora en tu circulación sanguínea, lo que derivará en menos dolores de cabeza; corrección de tu postura al caminar; mejor estado de ánimo en general; y en el caso de tomar Omega 3 (abundante en pescados), disminución de estados depresivos.

(Visited 30 times, 1 visits today)
Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments