El despiste que le costó al Caracas más de un millón de dólares



JOSÉ RAMÓN GARCÍA / @jrgarciac

Al Caracas FC le pasó otra vez. Por segunda vez en menos de un año estuvo a nada de lograr algo grande y en el tiempo de reposición falló.

Primero fue en el Torneo Clausura 2015, cuando el Deportivo Táchira le igualó el partido 2-2 en el Olímpico y le quitó el título.

El 3 de mayo de 2015 los seguidores del Rojo lloraron al ver a Wilker Ángel al cabecear al fondo de la red cuando el reloj del árbitro José Argote registraba que habían transcurrido 3:10 minutos de los cuatro que ordenó reponer.

Con un cambio de filosofía y con Antonio Franco como DT comenzó el 2016. Tocó medirse a Huracán de Argentina en la fase previa de la Copa Libertadores. De quedar eliminados estaba asegurada la bonificación de medio millón de dólares.

Pero el pase a la ronda garantizaba recibir 1,8 millones de dólares.

No iba a ser fácil. En diciembre, Huracán logró el subcampeonato de la Copa Sudamericana y además el Caracas no sumó ningún refuerzo de peso al plantel, por lo que el panorama no lucía muy alentador.

Pero el Caracas salió con orden en el juego de ida en Buenos Aires y después de la expulsión de Miguel Mea Vitali aguantó el 0-0 hasta que encajó el gol que le dio el triunfo por la mínima a los argentinos.

En la vuelta estuvo de concretar el regreso a la fase de grupos de la Libertadores, en la que no está desde 2013.

Los goles de Rubert Quijada y Paulo Arango estuvieron a punto de comenzar a revertir una tendencia que de 2005 a 2014 fue irreversible. Los clubes venezolanos perdieron siempre hasta que Táchira eliminó el año pasado a Cerro Porteño.

El gol de Wilker Ángel el 3 de mayo de 2015 era pasado dentro del Caracas. Pero nuevamente en el Olímpico se repitió la historia.

El árbitro volvió a dar cuatro minutos de reposición, pero esta vez madrugaron antes a los rojos. Al minuto y 20 segundos Diego Mendoza se elevó ¡SOLO! dentro del área y con un remate de cabeza batió al arquero Wuilker Fariñez, quien la próxima semana cumplirá los 18 años de edad. Un claro despiste de una defensa de cinco hombres ante un rival que jugaba con 10.

Jefre Vargas, Andrés Sánchez, Giacomo Di Giorgi y Ricardo Andreutti fueron los únicos que estuvieron dentro de la cancha en ambas ocasiones.

El tanto de Mendoza le propinó al Caracas un doble nocaut.

Uno es el deportivo. Para un equipo venezolano la panacea es jugar la fase de grupo de la Copa Libertadores, porque ganarla solo pasa en los sueños de los muy ingenuos. Y el segundo golpe al mentón es el económico.

El gol de Mendoza impidió la llegada al Cocodrilos Sport Park 905 de los 600.000 dólares que iban a recibir por los juegos como local contra Atlético Nacional, Sporting Cristal y Peñarol. Un total de 1.800.000 dólares, que de mucho le habrían servido a los 11 veces campeones del fútbol nacional.

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments

,