Manchester United quiere soñar en el Teatro de los Sueños
13 Marzo, 2018
La situación país llegó al boxeo
13 Marzo, 2018

Academia Puerto Cabello sacó triunfo en su visita a Cachamay

Prensa Mineros

Los negriazules dominaron el partido de principio a fin, pero el balón se negó a entrar para la causa guayanesa y culminó con un revés doloroso en Cachamay

PRENSA MINEROS

En un compromisos de transiciones largas por parte de ambos bandos, Mineros de Guayana no logró reflejar su dominio del juego en el marcador y terminó cayendo por la mínima (0-1) ante Academia Puerto Cabello, en el Centro Total de Entretenimiento Cachamay, donde se llevó a cabo la octava jornada del Torneo Apertura de la Liga FutVe.

El tanto visitante fue marcado por el guayanés Alexander Guerra al minuto 82’, cuando se escapó en un contraataque feroz y sentenció la jugada con un disparo leve que pasó por un lado del arquero argentino, Mario Santilli.

La derrota, de por sí dolorosa, significó una oportunidad valiosa que se escapó para los dirigidos por Juan Domingo Tolisano de liderar la cima de la tabla de posiciones en solitario. Sin embargo, el panorama tampoco cambió mucho, pues aún comparten el segundo lugar junto a Portuguesa y Carabobo FC.

La primera acción de peligro llegó para la pandilla negriazul. Cuando el reloj marcaba 11’ minutos, José Luis Granados se desmarcó de un par de rivales y sacó un centro formidable para Charlis Ortiz, quien se alzó lo más que pudo para cabecear, pero el remate se fue apenas desviado.

La arremetida minerista se mantuvo y al 21’, una jugada colectiva entre Charlis Ortiz y Johan Arrieche casi culmina en el primer tanto del encuentro, pero el guardameta Ángel Hernández se mantuvo seguro bajo los tres palos y logró desviarla en el último momento.

Pese a las múltiples llegadas, el balón se negaba a entrar para la causa guayanesa, sin embargo, la más clara de todas la tuvo Ángelo Peña, que al 25’ sorprendió a todos con un trallazo desde fuera del área y casi la clava en el ángulo, pero Hernández voló para salvar la valla valenciana.

La primera llegada para la visita llegó al minuto 28’, cuando Rolando Escobar, que tuvo pasado negriazul, se perfiló cerca del área y sacó un derechazo que pasó cerca del travesaño. En ese momento, la ocasión pareció motivar al conjunto académico, que siete minutos después volvió al ataque, con un centro de Jhoan Arenas que Emilio Rentería falló en la línea de gol.

El partido fue de menos a más y las acciones se fueron diluyendo por ambos bandos, aunque la tenencia de la pelota siempre fue para Mineros, que mantuvo al conjunto contrario persiguiendo el esférico.

La segunda mitad arrancó casi de la misma manera que la primera; Mineros salió como una máquina arrolladora dispuesta a llevarse todo lo que tuviese enfrente. De ese modo, cuando los asistente al CTE Cachamay apenas se estaban acomodando en sus asientos, Ángel Faría desbordó completamente por la banda derecha y sirvió para Brayan Hurtado, quien sacó un disparo frontal aplicó demasiada fuerza y la mandó por los cielos.

José Luis Granados fue estuvo a centímetros de abrir el marcador cuando el cronómetro marcaba los 52’ minutos, luego de que Ángelo Peña penetrara en el área y sacara un centro con rosca directo a la cabeza del lateral izquierdo, pero el balón saludó el poste izquierdo del arco valenciano.

En la primera hora de juego, con el balón dominado para los negriazules, Brayan Hurtado se atrevió a pegarle de media distancia y por poco sorprende al arquero, pero el disparo fue desviado y terminó en tiro de esquina.

La tensión subió y el estadio estuvo a punto de caerse al minuto 71’, cuando Argenis Gómez cobró una falta por banda derecha. El habilidoso volante zurdo se paró frente al balón y sacó un disparo con mucha rosca que estuvo a centímetros de convertirse en el gol de la fecha, pero se estrelló en la esquina del poste.

El fútbol no siempre premia al que mejor juega o al que domina el partido, ese viejo dicho cobró realismo cuando al minuto 81’, en un contraataque rápido y certero, Alexander Guerra salió a toda velocidad y vacunó la arquería de Mario Santilli, que hizo lo que pudo, pero no logró evitar que la pelota perforara las redes.

La igualdad estuvo cerca de llegar en la siguiente jugada, cuando Granados hizo una pirueta y pegó un zapatazo aéreo que dejó con el grito de gol en la garganta a los aficionados guayaneses y terminó por sentenciar el encuentro.

Martes 13-03-2018

Comentarios

comentarios