Cinthia Zarabia conquista el fútbol colombiano



JOSÉ RAMÓN GARCÍA CEDEÑO –[email protected]

El fútbol en la Costa Caribe colombiana está en horas bajas. La tierra que vio nacer a Radamel Falcao, Carlos ‘El Pibe’ Valderrama y Carlos Bacca apenas cuenta con dos equipos en la primera división: Jaguares de Córdoba y Junior de Barranquilla.

Este año, se dio el paso al frente con la creación de  la Liga Colombiana de Fútbol Femenino Profesional. La Costa Caribe le apostó al torneo con dos clubes: Real Cartagena y Unión Magdalena, en el que están las venezolanas Lisbeth Castro y Cinthia Zarabia.

Con el Unión Magdalena, del que es fanático el cantante Carlos Vives, saltó al profesional Valderrama en 1981.

Hoy en día, Zarabia tiene al equipo magdalenense en la lucha por los primeros lugares del Grupo A. Han sumado diez puntos en seis fechas. Tres de los cinco tantos del equipo en la temporada los ha marcado la nacida en Calabozo, Guárico, hace 21 años

Marcó de penal, de derecha y con un tiro libre, que apareció en la televisión nacional colombiana como el tercero mejor de esa jornada. “El de zurda lo tuve en la primera fecha, pero pegó en poste. El de cabeza está difícil, pero como nada es imposible, tal vez llegue en algún momento”, dijo Zarabia entre risas. Es que la internacional vinotinto condensa su talento en 1,55 metros de estatura.

Xiomara Montes y Mónica Ramos, dos de sus compañeras en el Unión, coinciden en que Cinthia está por encima del nivel y “que es una jugadora de la que aprende el grupo”.

La delantera se cansó de hacer goles con Estudiantes de Guárico en el torneo venezolano y es parte del contingente de 23 criollas que emigró a Colombia buscando el trampolín para en el futuro ir a un torneo más competitivo. Le gustaría seguir en Colombia con el Unión Magdalena o un equipo más competitivo. Tiene como meta emular a su amiga Ysaura Viso, que está en la segunda división de Austria con el FFC Vorderland.

“Es un paso muy importante que doy en mi carrera. Venimos a dar lo mejor de nosotras y a vivir esta experiencia al máximo”, dijo Zarabia.

Las jugadoras extranjeras ganan en promedio entre 500 y 700 dólares mensuales. Zarabia confesó que gana mucho más y que eso le permite ayudar a su familia en Venezuela. “Para nadie es un secreto la situación que se vive en Venezuela. Allá la moneda que vale es el dólar”, afirmó.

Cinthia, que en El Carmen de Bolívar, la población en la que juegan de locales se toma fotos con los niños y firma autógrafos, no solo destaca su trabajo, sino el de sus compatriotas Lisbeth Castro, portera del Unión Magdalena, y Oriana Altuve, delantera de Independiente Santa Fe.

Dijo que recomendó a otras jugadoras venezolanas como Sandra Luzardo Y Milagros Mendoza a la directiva del Unión, que no pudo contratarlas.

Mientras tanto, Zarabia construye su historia fuera de su natal Venezuela dándole cumplimiento a la frase que hace un par de semanas se tatuó en el brazo izquierdo: “Hay sueños que solo se cumplen con los pies”.

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments