El camino de la Vinotinto hasta la final



Edwin Imbaquingo | FOTO: PRENSA VINOTINTO

En su segunda participación en Mundial Sub-20, Venezuela ha dejado la boca abierta a medio mundo y ahora se encuentra a tan solo 90 minutos de hacer historia en el fútbol, si logra resultar victorioso ante la selección de Inglaterra este domingo.

Los seis partidos que disputó el combinado criollo para llegar a la final tuvo enfrente a conjuntos, que en los papeles eran superiores. Pero en este deporte nada está escrito en un torneo de esta magnitud, eso ocurrió para la Vinotinto que logró salir victorioso en cinco de esos seis partidos (Uruguay fue por penales).

Perfección en todos los sentidos en la fase de grupos

En su debut en el grupo B, los dirigidos por Dudamel dio la primera sorpresa del torneo al vencer de manera merecida a Alemania por dos goles a cero. Ronaldo Peña y Sergio Córdova, autores de los tantos.

Segundo partido fue con la modesta Vanuatu, una conjunto africano que debutaba en el la justa mundialista y que lucía como la más débil del grupo. De manera apabullante, Venezuela no tuvo piedad y le endosó siete goles para asegurar el pase a octavos de final.

El combinado venezolano jugó ante México, tercer y ultimo rival de esta primera fase, quién era el favorito entre los cuatro equipos. Sin embargo, los aztecas que llegaron a ser una subcampeón del Mundial 1997, no pudieron (0-1) contra la sólida y efectiva Vinotinto, que logró el pase como primero de grupo.

Tres tiempos suplementarios para acceder a la final

Celebrando el pase a semis / Foto: Prensa Vinotinto sub 20

Al clasificar de primero de su grupo, el camino no se hizo nada sencillo para el cuadro venezolano, que tuvo sudar mas tiempo de lo debido para superar a la dura selección de Japón en tiempo extra. La figura del encuentro fue el capitán Yangel Herrera al marcar un certero gol de cabeza en el minuto 108.

En los cuartos de final fue idéntico, pero en esta ocasión contra Estados Unidos. El encuentro lo dominó Venezuela, pero la majestuosa actuación del meta Klinnsmann mantuvo el arco en cero en los 90 minutos.

Ya en el tiempo suplementario, la Vinotinto materializó las acciones con tantos convertidos por Peñaranda y Ferraresi.

En semifinales, Venezuela enfrentó a Uruguay, un duelo totalmente sudamericano y que uno solo podía llegar a la final. El juego estuvo para cualquier bando de principio a fin, que se alargó por 30 minutos más por el golazo del venezolano Sosa.

Posteriormente, los dos equipos cerraron el compromiso por la vía de los penales, cuyo resultado favoreció a Venezuela gracias a dos vitales atajadas de Wuilker Fariñez.

De testigo a ser protagonista de la historia

La Vinotinto se convirtió en la cuarta selección sudamericana que alcanza una final de un Mundial de cualquier categoría. Este domingo se juega la oportunidad de oro que poco equipos han tenido, la de alzar la copa y para ello debe pasar por encima de Inglaterra.

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments