Destellos evitaron goleada de escándalo



LUIS PICO | FOTO: EFE

Derrotada por marcador de 3-1 cayó la Vinotinto en su visita a Chile en el estadio Monumental de Colo Colo, en lo que fue un partido en el que si bien la Roja sacó provecho de un dominio descomunal que tuvo en la primera parte, sufrió sobre el final y su actuación se vio empañada por decisiones arbitrales.

El compromiso arrancó de la peor manera para Venezuela, que encajó dos goles en los primeros diez minutos del compromiso. Alexis Sánchez, amo y señor del frente de ataque chileno, se encargó de abrir la lata al minuto cinco, tras cobrar un tiro libre y mandarla a guardar con un potente derechazo desde poco más atrás de la media luna; el balón pegó en el travesaño y picó, pero sin que quedaran dudas de que había traspasado la línea de gol.

Poco después cayó el segundo, al minuto siete, cuando nuevamente Sánchez hizo sufrir a la defensa criolla, que lo vio pasar desde la banda izquierda hacia el centro, para filtrar una pelota cargada de veneno para su compañero Mauricio Isla, que la dejó servida para que Esteban Paredes solo tuviera que empujarla.

De allí en adelante Chile disfrutó de la posesión y nunca bajó revoluciones, queriendo siempre hacer daño al rival. Y así consiguieron el tercero, encabezados nuevamente por Sánchez,  que desde la banda izquierda superó a Alex González para luego combinase con Jara, quien se la devolvió para habilitar con un pase de cabeza a Paredes, que se anotó el segundo en su cuenta personal.

Por Venezuela, únicamente Rómulo Otero y Jhon Murillo se ofrecían como alternativas en el ataque y entre ambos generaron las pocas ocasiones de las que gozaron los dirigidos por Rafael Dudamel. Murillo tuvo en sus pies, eso sí, las más claras, y no supo reducir distancias pese a haber contado con dos mano a mano frente a Claudio Bravo.

Reacción en medio del sufrimiento

La segunda mitad arrancó como terminó la primera: con Chile dominando a placer, pero con la diferencia de que la Roja tuvo ahora la pólvora mojada a la hora de definir, y en lo que pintaba para ser una goleada de escándalo, terminaron sufriendo contra una Venezuela que si bien se sabía muy por debajo en el marcador, tuvo pundonor y supo reaccionar.

Tras un mano a mano de Vidal fallado frente a Fsriñez, una vaselina de Sánchez que se fue por encima del arco y otros tantos remates, la Vinotinto, justo en el momento en que peor lo pasaba, descontó.

Corría el minuto 62 cuando Rómulo Otero aprovechó un tiro libre para enviar un centro a Salomón Rondón, que como en sus mejores tiempos con la selección, mandó un testarazo al fondo del arco de Bravo y rompió una sequía de 14 fechas sin anotar en Eliminatorias.

Tras la diana de Rondón, Venezuela creyó en sí misma y tuvo sus mejores chances, incluyendo una falta a Otero dentro del área que pudo ser penal pero que el árbitro decidió pasar por alto (al 68) y un disparo al travesaño de Tomás Rincón al 70 que dio en el travesaño y pareció picar dentro de la portería rival pero que finalmente no acortó diferencias, en lo que fueron dos jugadas que hubieran significado un vuelco de 180 grados en el cotejo.

El principal, no obstante, sí dio pena máxima para Chile al 76, por un presunto agarrón de Rolf Feltscher sobre Pedro Pablo Hernández, en una jugada en la que ambos futbolistas se encontraban forcejeando entre sí. No obstante, Wuilker Fariñez sacó a relucir su talento tapándole el disparo a Alexis Sánchez, que no pudo conseguir su doblete.

Y es que Venezuela incluso acorraló a Chile contra su arco en los minutos finales, a pesar de que sus intentos por conseguir el segundo resultaron siendo en vano.

(Visited 961 times, 1 visits today)
Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments