Chiellini y Suárez se volverán a encontrar



LA NACIÓN | GDA | ARGENTINA | FOTO: AGENCIAS 

Luego del sorteo de los cuartos de final de la Champions League, Barcelona ya conoce quién será su rival. El próximo 11 de abril jugará en Italia ante Juventus, en el choque de ida, y definirá una semana más tarde la serie en el Camp Nou. Será la reedición de la final de 2015 que terminó con título para los españoles, pero además, un cruce especial para Luis Suárez, quien volverá a jugar ante Giorgio Chiellini, a quien mordió en el Mundial 2014, acción por la que estuvo suspendido varios meses.

Desde 2014 Suárez y Chiellini no se han enfrentado ni con sus respectivos equipos ni con sus selecciones. El italiano no pudo jugar la final de la Champions de 2015 por una lesión. Para el mes de junio, Uruguay organizó un amistoso con Italia y allí podían volver a jugar, pero finalmente se verán las caras antes.

El 24 de junio de 2014 Luis Suárez mordió a Giorgio Chiellini en el último partido del grupo D, donde el conjunto charrúa ganó 1-0 (gol de Godín) y terminó clasificando a los octavos de final. Aquel día Suárez no fue ni amonestado por el árbitro, pero tiempo después, cuando confirmaron lo que había hecho, lo sancionaron con cuatro meses “sin poder realizar actividades deportivas”. Por entonces lo había contratado Barcelona y pudo volver a jugar recién a fin de año, con la temporada avanzada.

No será un partido más para Suárez. No sólo se volverá a ver las caras con Chiellini, sino con otros rivales con los que tuvo otros problemas en la cancha. Uno de ellos el francés Patrice Evra, con quien se enfrentó cuando el uruguayo jugaba en Liverpool y el defensor lo hacía en Manchester United.

El recuerdo de Suárez

“Sufrí con la imagen que se dio de mí. Soy un ser humano y tengo sentimientos. Mi hija era consciente de lo que su padre vivía. Eso fue uno de los días más complicados de mi vida”, reveló hace poco Luis Suárez sobre aquella jugada. Estuvo cuatro meses sin jugar por la sanción y contó que le “costaba mucho” contarles a sus hijos por qué no iba a entrenarse con el resto de sus compañeros.

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments