Machís: «Cabeceé con los ojos cerrados»
22 junio, 2019
Argentina cumplió y venció a Qatar
23 junio, 2019

Venezuela se adaptó al contexto y superó a Bolivia

EFE

De las últimas cuatro Copas Américas Venezuela ha pasado a cuartos de final en tres ocasiones (2011, 2016 y 2019)

EDUARDO VIDAL | @eduardoavidall

Última jornada del grupo A, Venezuela se enfrentaba a Bolivia, el rival de mayor carencia futbolística del torneo que venía de recibir seis goles en dos encuentros, el escenario sería el estadio Mineirao. El contexto era favorable para culminar la frase de grupos con una victoria destacada que permitiera clasificar a cuartos de final de manera cómoda.

Así sucedió, una victoria con resultado final de 3-1, donde Venezuela asumió el contexto del encuentro de la forma más óptima ante un rival muy disminuido desde el punto de vista de juego. Esta victoria permitió engranar un funcionamiento ofensivo que ante Perú y Brasil fue muy confuso.

El 4-3-3 fue la disposición táctica inicial, misma de los dos encuentros anteriores. Para poder analizar a un equipo hay que primero ver quiénes son los interpretes de la idea de juego y sus características. Rafael Dudamel introdujo cuatro cambios con respecto al encuentro de Brasil.

 Los primeros dos en defensa fueron por obligación, ya que Yordan Osorio estaba con molestias físicas y Mikel Villanueva presentaba un cuadro de lechina, los otros dos fueron por el contexto que iba a ofrecer el rival, Juan Pablo Añor como interior y Jefferson Savarino como extremo derecho.

Con los interpretes modificados la idea de juego cambia, Añor volante de perfil zurdo que se desempeña muy bien cuando tiene libertad para moverse, mayormente cuando se estaciona en el sector derecho pegado a la raya y desde ahí con un mayor campo visual empieza a desequilibrar con su conducción o pases claves.

A esto se le complementa la incursión de Savarino jugando como extremo a perfil natural, la tendencia a atacar el carril central e interior iba a mejorar el juego interno de Venezuela, dado que por el costado izquierdo se tenían dos jugadores de perfil derecho y el balón siempre regresaba al medio.

Esto influye en la función de Ronald Hernández, dándole más libertad por el sector derecho para sumarse al ataque otorgando amplitud y llegando a una zona cómoda para centrar, de esta forma sus trepadas en ataque tuvieron mayor peligro.

Así vino el primer gol, Añor y Savarino se juntan por el costado derecho, atraen rivales dejándole el carril derecho a Hernandez, para que llegara cómodo a zona de centro. Con la defensa corrida y Salomón Rondón realizando un desmarque de ruptura en diagonal, se le presentó la posibilidad a Darwín Machís para llegar de sorpresa y marcar el gol de cabeza.

Foto: DIRECTV Sports

El segundo gol de Machís arribó de la misma fórmula, acumular rivales por un costado para luego atacar por el otro.

Foto: DIRECTV Sports

Ya con el encuentro 2-0 el equipo se relajó y aflojó un poco la intensidad defensiva, por eso Bolivia pudo descontar a través de las botas de Lionel Justiniano.

Josef Martínez de cabeza marcó el tercer gol definitivo para una actuación esplendida de Venezuela.

Hay que destacar el contexto ofensivo que generó Rafael Dudamel en este partido y ante este rival, con los cambios realizados.

Esta victoria sirve para sacar conclusiones de ciertos funcionamientos en ataques con diferentes intérpretes, se ganó en lo anímico y se perdió en lo físico. El sábado que viene será la nueva presentación de la Vinotinto.

Venezuela está en cuartos de final y espera a su rival que se definirá luego de los encuentros: Argentina-Qatar y Colombia-Paraguay.

Sábado 22- 06 – 2019

Comentarios

comentarios