Renunció por escándalo de abuso sexual



EFE | FOTO: AGENCIAS

El presidente de la Federación de Gimnasia de EEUU, Steve Penny, renunció hoy a su cargo ante la presión generada en el país después de conocerse que varias mujeres denunciaron que el antiguo médico del equipo, Larry Nassar, abusó sexualmente de ellas.

Hace una semana el Comité Olímpicos de Estados Unidos (USOC) decidió enviarle una recomendación a Paul Parilla, presidente de la junta de la USA Gymnastics, en la cual se “valoraba” que la renuncia de Penny era lo más conveniente.

La USA Gymnastics informó este jueves que la decisión de Penny se tomó mediante una conversación telefónica.

Luego, en un comunicado oficial, Penny justificó su decisión con el fin de hacer lo mejor para la gimnasia.

“Mi decisión para dejar de ser director general, en este momento, obedece solamente a trabajar por el bien de la organización USA Gymnastics”, destacó Penny en el comunicado.

“La junta directiva cree que este cambio en el liderazgo ayudará a USA Gymnastics a enfrentar sus actuales desafíos e implementar soluciones para hacer avanzar la organización en la promoción de un entorno seguro para sus atletas a todos los niveles”, agregó Parilla.

El presidente del USOC, Larry Probst, manifestó su esperanza en que la decisión “permita a USA Gymnastics enfocar su atención al futuro a un entorno seguro para sus atletas y el éxito en las competencias”.

La marcha de Penny deja a la USA Gymnastics sin el directivo que vivió la época dorada de esta disciplina en Estados Unidos.

Penny llegó en 1999 y en el 2005 fue nombrado presidente y se encargó de supervisar una de las mejores épocas en la historia olímpica estadounidense.

Acompañado por Martha Karolyi, la coordinadora de la selección nacional, el programa de mujeres ha producido a las últimas cuatro campeonas del concurso general olímpico y medallas de oro por equipo en 2012 y 2016.

Los triunfos olímpicos convirtieron a gimnastas como Simone Biles, Gabby Douglas, Nastia Liukin y Shawn Johnson en figuras mundiales, y dio a la asociación de gimnasia la condición de ser buscada por grandes patrocinadores.

Sin embargo, esa imagen recibió un duro golpe en los últimos meses, cuando una investigación por parte del diario Indianapolis Star retrató a la federación como un organismo lento para actuar cuando se trataba de abordar las acusaciones de abuso sexual.

El escándalo se hizo público a raíz de la demanda civil que , Jamie Dantzscher, integrante del equipo olímpico en 2000, presentó en California contra USA Gymnastics y el antiguo médico del equipo, Larry Nassar.

En la demanda se expone que Nassar -quien trabajó como voluntario con la organización durante casi 30 años antes de ser despedido en 2015- tocaba sexualmente a jóvenes gimnastas, denuncia que luego ha sido apoyada por otras deportistas.

Después llegaron más demandas, incluyendo algunas que mencionaban a Penny, Karolyi y su esposo Bela, porque “ellos tenían conocimiento de conductas inapropiadas y abusos sexuales cometidos por Nassar, y sin embargo eligieron permitirle estar sin supervisión”.

Nassar, que ahora está preso en Michigan, donde trabajó durante décadas con la Michigan State University antes de ser despedido el año pasado, encara cargos estatales y federales por presunto abuso sexual.

(Visited 351 times, 1 visits today)
Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments