Alonso quiere la triple corona



EFE

Fernando Alonso, doble campeón del mundo de Fórmula Uno, buscará hacer historia de nuevo con la disputa de las 500 millas de Indianápolis, un título que quiere añadir a su expediente mientras recobra su fuego competitivo y acecha su meta de ser el piloto más completo del mundo.

El piloto español (McLaren Andretti-Honda), en la edición número 101 de la célebre carrera, saldrá este domingo, desde el quinto puesto al haber establecido una velocidad promedio de 231,300 millas por hora (372,241 kilómetros por hora) en la clasificación del pasado domingo.

Por delante tendrá al estadounidense Scott Dixon, ganador de la edición de 2008, quien obtuvo la “pole” con 227,165 millas por hora, y también a sus compatriotas Ed Carpenter (Ed Carpenter Racing-Chevrolet) y Alexander Rossi (Andretti Herta Autosport-Honda), que quedó campeón el año pasado siendo novato.

Esos tres pilotos ocuparán la primera fila de la parrilla del óvalo del Indianapolis Motor Speedway, mientras que Alonso, que tratará de dejar huella en su debut en la IndyCar, estará acompañado en la segunda fila por el japonés Takuma Sato (Andretti Autosport-Honda) y el estadounidense JR Hildebrand (Ed Carpenter Racing-Chevrolet).

El español, que llevará el número 29 en su monoplaza color naranja papaya, sorprendió en abril al anunciar que competiría en las 500 millas de Indianápolis debido a su motivación personal de convertirse en “el piloto más completo del mundo”.

Para ello debe ganar la “triple Corona”: el Gran Premio de Mónaco de Fórmula Uno (al que ya imprimió su firma en 2006 y 2007), las 500 Millas de Indianápolis y las 24 Horas de Le Mans, un logro obtenido únicamente por un piloto en la historia del automovilismo: el británico Graham Hill.

“Es todo un desafío, un duro reto, pero estoy dispuesto a intentarlo. No sé cuándo voy a correr en Le Mans, pero intentaré hacerlo algún día”, afirmó Alonso, que no cree que la edad sea un factor  limitante para lograr su meta: “Solo tengo 35 años… tengo mucho tiempo para eso”, aseguró el piloto, que estará de vuelta en el McLaren-Honda MCL32 de la Fórmula Uno a principios de junio para disputar el Gran Premio de Canadá, en Montreal.

Para McLaren supone la oportunidad de alzarse con el título en la Indy 500 por primera vez desde 1976, de la mano de Johnny Rutherford.

Alonso, que comenzó a entrenar el pasado 15 de mayo, nunca antes había pilotado un coche de la Fórmula Indy ni en un recinto “super-speedway”, pero se ha adaptado sin dificultades y ha llegado a colocar su coche a 373 kilómetros por hora.

Está claro que el español tiene sed de victorias, ya que lleva cuatro años sin ganar un GP de Fórmula 1 por la escasa competitividad de Ferrari y McLaren.

La carrera del domingo, a la que asistirán más de 300.000 espectadores, entre ellos Mike Pence, vicepresidente de EEUU, contará con la artista Bebe Rexha para cantar el himno estadounidense.

Además, la cantante de ópera Angela Brown, oriunda de Indianápolis, será la encargada de entornar el “God Bless America”, uno de las clásicas tradiciones del “mayor espectáculo del mundo del motor”.

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments