Ciclismo de montaña transita entre sombrías incertidumbres



FREDDY GONZÁLEZ 

Actualmente el deporte venezolano, así como toda la sociedad venezolana, atraviesa la más severa crisis económica de toda su historia. Reflejo de ello se evidencia al analizar la dura realidad que vive el ciclismo montañero criollo, el cual,  para el día de hoy, está acéfalo de apoyo por parte del Gobierno Nacional en la figura de su tan criticado Ministerio del Deporte.

Hace algunos días, conversando con dirigentes allegados a la disciplina,  se me informó de la gravísima situación que se vive en el seno de esta, si se puede decir nobel, pero apasionante disciplina del Mountabike, la cual, de todas las modalidades del pedalismo nacional, incluida la ruta, es la que más atletas aglutina, tanto es así, que fácilmente en una carrera dominguera, se puede tener la presencia de hasta 3000 atletas, cifra inalcanzable tanto por el bicicrós, como la misma ruta.

Ahora, si bien es cierto que esta modalidad ciclística es la que más  gente reúne  y genera innumerables emociones en diversos rincones del país, totalmente contrario es el apoyo económico que por parte del Ministerio recibe para su desarrollo, pues según sus mismos dirigentes, para la fecha, y así como otra buena cantidad de disciplinas deportivas, no han recibido ni un solo bolívar y mucho menos dólares, para su proceso competitivo de este nuevo ciclo con miras a Tokio 2020.

La desatención con el ciclismo de montaña ha sido tanta, que durante el año pasado, como no se clasificó a los Juegos Olímpicos de Rio, los encargados de regir el Mindeporte, entre los que sobresale la dirección de alto rendimiento del ente gubernamental, desde aseguró que los recursos iban a estar única y exclusivamente designados a los deportes con presencia en la justa del olimpismo, y claro está que ante una crisis económica, las palabras de los personeros del Ministerio tenían total sentido.

Sin embargo, en la llegada de este 2017 y al volver a ser abordada la dirección de alto rendimiento por los vinculados de la disciplina,  se hace una felicitación por el trabajo realizado a los pedalistas montañeros de Venezuela y sus dirigentes, no obstante, al ser consultados sobre el dinero para competencias, se limitaron a decir que “no hay plata” por lo menos para el primer trimestre de año, lo que deja  a los muchachos sin la posibilidad de disputar los eventos internacionales en este inicio de calendario, hecho que repercute en una total desmotivación por parte de los atletas que tanto esfuerzo  e ímpetu ponen a sus entrenamientos para luego poder exhibirse a nivel internacional.

Todo lo planteando es bastante complejo y muy difícil de analizar, son muchas vertientes las que hay que someter a estudio para conseguir el fin del conflicto y  una salida oportuna,  pero lo que sí veo necesario preguntar, sobre toda esta revolución de problemas es, ¿hasta dónde iremos a llegar? ¿Cuál será el punto de inflexión de este tema?, pues esa respuesta creo que si se las tengo,  o por lo menos mi teoría, y es que creo, siento y pienso que el mountanbike venezolano, así como el ciclismo y el deporte en general de nuestro país, continuará en franca y abismal decadencia hasta el punto de perder cualquier tipo de capacidad para asumir retos internacionales, y fuera del béisbol, disciplina que hace brotar deportistas por si solos, quedaremos para formar, aunque no lo queramos,  atletas mediocres,  para simplemente participar, más que realmente competir,  en instancias internacionales de alta envergadura.

 

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments

,