HOME
Opinión
Rutas y Pedales
@Fre_Gonzalez

Rutas y Pedales • @Fre_Gonzalez

Ciclismo

Licenciado en comunicación social de la ULA. Coordinador de deportes en el Diario Frontera de Mérida. Jefe de prensa del equipo profesional de ciclismo Gobernación Mérida-FundaRujano. Asesor comunicacional de José “El Cóndor” Rujano
FG-COLUMNA
Lilibeth Chacón, una atleta menospreciada por Venezuela
A pesar de todos los éxitos que ha conseguido Lilibeth para Venezuela, la ciclista no goza y nunca ha gozado del total aprecio ni admiración en su tierra natal
Publicado el 15 de noviembre de 2016, por @Fre_Gonzalez

FREDDY GONZÁLEZ | @Fre_Gonzalez | FOTO:

A veces el éxito llega en las personas de las maneras más remotas e incluso muy lejos de donde las buscan constantemente, tal es el caso de la pedalista tachirense Lilibeth Chacón, quien fuera de su tierra, y cuando su carrera deportiva se veía más sombría,  logró sumar dos podios en suelo neogranadino, primero en el Tour Femenino en donde salió tercera y mejor extranjera, y luego, en la recién finalizada Vuelta a Colombia, en la que se erigió como la gran revelación, batiéndose ante lo más granado del continente y terminando subcampeona y reina de la montaña.

Ahora bien, a pesar de todos los éxitos que ha conseguido Lilibeth para Venezuela,  la ciclista no goza y nunca ha gozado del total aprecio ni admiración en su tierra natal. En primer orden, es poca la cobertura que hacen los medios de comunicación de sus lauros,  y luego,  el apoyo de la Federación Venezolana de Ciclismo y El Ministerio del Deporte, es nulo.

La misma atleta comentó que se dirigió a la FVC y el Mindeporte a pedir que le costearan el pasaje para ir a correr en territorio neogranadino o que le contribuyeran para comprar una bicicleta,  ya que la suya fue robada mientras entrenaba en San Cristóbal, sin embargo, lo único que le dijeron es que no había dinero, que buscara la manera de costearse sus gastos;  pero eso no es lo peor, lo más incongruente es que luego de categóricos triunfos en estas carreras internacionales, se observó a través de  redes sociales como ambos entes deportivos felicitaron la labor de la atleta, la vanagloriaron, y se enorgullecieron de su victoria, cuando en realidad pena les debería dar de ufanarse del éxito ajeno; porque Lilibeth, como muchos otros atletas, es lo que es por su esfuerzo y sacrificio, y nada tiene que ver con las instituciones abocadas a atender a los deportistas venezolanos, que a veces pareciera que se limitan con apoyar a dos o tres “glorias de la generación de oro” que no menciono para no herir susceptibilidades, pero que en realidad son pocos los resultados que consiguen pese a la enorme inversión que hacen en ellos, mientras que otros tantos como la ciclista tachirense, dejan el tricolor en lo más alto y poco o nada de importancia es el que reciben.

Por otro lado y para no dejar pasar la oportunidad, sinceramente muy gris el espectáculo en el ámbito logístico ofrecido en la Vuelta al Zulia. A pesar de la gran victoria del experimentado Honorio Machado,  La desorganización fue la que verdaderamente reinó en el giro del coquivacoa. Inexplicable de por si el recorte en kilómetros de una de sus etapas en plena disputa, lo que conllevó a la expulsión de Alexis Méndez, así como aún más insólito que  otro de los tramos del mismo giro zuliano  fue detenido por los mismos ciclistas por falta de seguridad en la vía. Habrá que analizar sí está la Asociación Zuliana de Ciclismo un magno evento como este o sí les está quedando grande.

 

Artículos de
Blogueros recomendados