Independiente del Valle tiene todo para ganar la Libertadores



LUIS PICO | FOTO: ARCHIVO 

No tiene jugadores de renombre, historia ni un escudo que intimide a sus rivales, pero logró llegar a la final de la Copa Libertadores apelando a la heroica y ahora están a 90 minutos de sumar a sus vitrinas un trofeo internacional sin haber todavía conseguido un lauro a nivel local. Su nombre: Independiente del Valle.

Enfrente, tendrán a Atlético Nacional de Medellín, que es indiscutiblemente favorito para coronarse campeón de la Libertadores.

El conjunto verdolaga, que será local en la vuelta de la final, indudablemente posee una mejor plantilla que la de Independiente, y además desplegó un juego exquisito a lo largo del certamen, liderado por futbolistas de primer nivel continental como fue el caso de Sebastián Pérez, Alexander Mejía, Orlando Berrío, y por supuesto, el venezolano Alejandro “Lobo” Guerra.

En el camino golearon al CA Peñarol de Uruguay por marcador de 0-4 en el Estadio Centenario, en medio de una fase de grupos en la que ganaron todos sus partidos; superaron a Huracán de Argentina 4-2 en octavos –con par de tantos de Guerra–; supieron sufrir y remontar frente a Rosario Central en cuartos, obteniendo su pase al minuto 93 del cotejo de vuelta en Medellín; y en semifinales, doblegaron a Sao Paulo con un global de 4-1, incluyendo una victoria en Brasil por 0-2.

Sin lugar a dudas, una trayectoria que invita a los hinchas del “verde” a soñar con que la final pudiera ser un mero trámite…

Pero a pesar de todo lo anterior, Independiente lo tiene todo para llevarse la copa, dar el batacazo en Colombia y terminar de coronar una andadura inolvidable en este torneo, que quedará en la historia del fútbol de Ecuador.

La mesa servida ante Nacional

Sorpresa. Esa palabra puede describir a la perfección el torneo hecho por Independiente.

Los ecuatorianos no han llegado a esta instancia por casualidad. Más bien, todas sus llaves de octavos de final en adelante tuvieron características similares a las que ahora afrontará en la vuelta de la final.

En octavos, venció a River Plate 2-0 en la ida como local, y en la vuelta, pese a perder 1-0 en el Monumental, supieron sufrir y aguantar la presión que supone jugar en un mítico escenario del continente, y la cosa no se quedaría allí.

0001549110

Supo sufrir también ante Pumas en cuartos, a los que botó del certamen en los penaltis, y lo mejor estaba todavía por venir.

Boca Juniors fue su rival en semifinales, y tampoco les pesó. Todo lo contrario. Se lo creyeron y lo lograron: en la ida, disputada en Quito, ganaron 2-1 luego de haber comenzado perdiendo, y luego en La Bombonera, superaron la gesta que lograron frente a River, ganando por 2-3, sellando su pase de manera categórica.

boca-juniors

Independiente nunca perdió como local (en la ida de la final empató 0-0) y siempre supo resolver cuando jugó visitante: sufrió cuando le tocó, remontó cuando fue debajo en el marcador, consiguió victorias y siempre complicó a sus rivales, más allá de la historia o plantillas que pudieran tener.

Sus claves

Independiente es un equipo caracterizado por mostrar orden defensivo y por inyectar vértigo una vez que pasa del mediocampo, intentando llegar al área rival con la menor cantidad de toques posibles.

Por las bandas, un par de laterales uruguayos (Christian Núñez por derecha, Emiliano Tellechea por izquierda) se entienden con los extremos de sus bandas (Julio Ángulo y Bryan Cabezas, respectivamente) fungiendo entre sí como puñales por las bandas, y enviando centros a sus delanteros: José Angulo y Junior Sornoza.

SANGOLQUI 29 DE OCTUBRE DE 2014, En el estadio Rumiñahio Independiente del Valle recibe a La Universidad Católica FOTO API/FREDDY VILLACIS Fernanddo "El Chuiqui" Guerrero festeja su gol

Y cuando no tuvieron suerte con los centros, su juego en profundidad por el medio de la cancha también les resultó un arma letal.

Así llegaron a la final, y ahora querrán aguarle la fiesta a Nacional, que es el equipo que tendrá la presión por su historia, plantilla e incluso,  la localía.

Los ecuatorianos, entretanto, no tendrán nada que perder pero sí mucho que ganar. No son favoritos, pero tienen todo para quedar campeones de la Libertadores.

MEX50. CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO), 24/05/2016.- Jugadores de Independiente del Valle de Ecuador celebran la victoria ante Pumas de México hoy, martes 24 de mayo de 2016, en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores en el estadio Olímpico Universitario, en Ciudad de México. EFE/José Méndez

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments

,