Federer: “Vine a jugar contra los mejores”



LA NACIÓN – ARGENTINA – GDA

Es el Media Day del Masters 1000 de Indian Wells y en la sala de entrevistas una treintena de periodistas espera por los ocho mejores jugadores del circuito masculino. Stan Wawrinka, Dominic Thiem, Kei Nishikori, Andy Murray y Marin Cilic van sucediéndose y sentándose en una de las seis mesas redondas que integran el salón.

También rotan las mejores ocho de la WTA. De repente, un integrante del equipo de prensa de la ATP anuncia que ni Novak Djokovic ni Rafael Nadal asistirán y que se organizará una rueda de prensa el día siguiente. Algunos de los periodistas empiezan a empacar sus cosas y amagan con irse justo cuando el representante de la ATP vuelve sobre sus pasos y sorprende con un anuncio inesperado: “En aproximadamente siete minutos vendrá Federer”.

La revolución que genera cada paso de Roger Federer trastoca hasta los planes de un torneo minuciosamente organizado. El suizo actualmente no integra el top 8 -aparece décimo en el último ranking- por lo que su presencia fue una excepción casi obligada por la demanda de la prensa.

Todos quieren el testimonio de Federer, quien en los primeros meses de la temporada escribió un regreso milagroso: después de seis meses sin jugar al tenis, Roger volvió al circuito con 35 años y conquistó su quinto Australian Open al vencer a Rafael Nadal en uno de los capítulos más emocionantes y conmovedores de la historia del tenis.

Con la precisión suiza como estandarte, siete minutos después aparece Roger Federer y se sienta a la mesa en donde empezará a reconstruir el camino de una gesta épica que aún parece sorprenderlo: irá desde su recuperación hasta la obtención de su 18º Grand Slam rememorando los días tristes sin tenis. En Indian Wells volverá a afrontar un desafío mayúsculo después de conocer un sorteo que podría cruzarlo con Nadal en tercera ronda.

La ansiedad por volver: “Fue muy fácil porque al principio no podía jugar, tenía que tomarme ese tiempo, así que nunca estuve ansioso por volver. Mi rodilla no estaba bien, no tenía otra chance. Solamente en las últimas tres semanas de la temporada sentí que podría jugar un set con estos jugadores. Después terminó la temporada y ahí fue cuando empecé a entrenar fuerte. Desde el principio, jamás se me ocurrió que podría haber regresado antes. No quería hacerlo porque realmente quería tener más tiempo para estar plenamente preparado para el Australian Open”.

El lado luminoso de la lesión: “Ahora entiendo cuando las personas se lesionan, lo que significa pasar por quirófano, cómo se sienten, cómo es salir de ello. Está bien estar triste, estar decepcionado e incluso enfadado. Hay un montón de cosas nuevas que aprendí, porque se trata de una nueva situación. Volví rejuvenecido y con una mentalidad un poco diferente”.

Su paciencia como ejemplo: “Espero que esto mande un mensaje a los jugadores para que se tomen más del tiempo adecuado para volver de una lesión, que es bueno tener más tiempo para entrenar para ser un mejor tenista”.

Una nueva perspectiva: “Estoy libre de lesiones, he jugado el Abierto de Australia. Las cosas están bien. Estoy feliz de estar de vuelta en la cancha y me alegró que mi título en Australia haya hecho feliz a mucha gente, sé que ahora estoy jugando no solo para mi”.

Repercusiones de su título en Australia: “Escuché que en Suiza fue una locura en los días finales y durante todo el torneo porque era inesperado mi rendimiento. Para mi era suficiente alcanzar los cuartos de final. En las redes sociales podía ver que estaban pasando un montón de cosas, que la gente subía videos; los pude ver durante las primeras semanas después de que ganara el título, fue muy divertido. Aún me siento en la novena nube”.

Su adaptación a una nueva realidad: “Vivo en un mundo diferente que hace diez años. Se trata de hacer un balance entre la familia y el trabajo. Pero sé como manejarlo tengo experiencia, es importante ser un profesional, entrenar, elegir los torneos, elegir mis momentos, charlo mucho con Tony (Godsick, su manager) sobre las sesiones de fotos que hago incluso. En casa nuestros cuatro hijos nos mantienen extremadamente ocupados”.

Un sorteo letal: “Me fui enterando. Primero me dijeron que enfrentaría a Dudi Sela o Stephane Robert y dije “bueno, está bien”. Entonces me dijeron que Rafa estaba de mi lado y más tarde me enteré que Novak también. Pero no me importa a mi, yo vine a Indian Wells a jugar contra ellos. No me importa si es en semifinales, en la cuarta ronda o en la final. Para mi es bueno jugar contra ellos”.

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Comentarios

comments